Translate

lunes, 20 de noviembre de 2017

UN TESORO DE LETRAS QUE ME REGALARON HACE TIEMPO, SIN ESPERARLAS


UN TESORO DE LETRAS QUE ME REGALARON 
HACE TIEMPO, SIN ESPERARLAS
y hoy las comparto con ustedes para que vean
como la poesía salva vidas, 
aunque muchos también la usen
para lastimar.
 Este poema lo aprendí de memoria 
por el impacto que tuvo en mi vida
este caballero que necesitaba una mano.

Mi amigo Andrés, donde estés, se que ahora eres feliz. 
Gracias por marcar mi vida de bella manera con tu presencia. 
Te recuerdo con inmenso cariño y por ello hago públicas
tus letras.
Siempre estarás aquí. Tkm. Besos.



 Esta noche te respondo sin reproche,
que detalle más bello,
escribirle un poema a un plebleyo.
¡Qué increíble la vida!,
Cuando estás perdido te da una salida.

No puedo contar el tiempo 
desde que solo le escribo al viento,
siempre sin una razón o inspiración,
pero hoy te llevaste mi corazón.

Te cuento que soy como una alma perdida,
vagando en el limbo una vida escondida.
¿Pícaro yo?
¡Seguramente!
Te aseguro que estarás en mi mente.

¡Sí!

El recuerdo del hada del bosque misterioso
que vuela haciendo magia con aguas de un pozo,
ella todo lo embellece 
al tiempo que se aparece.

Si me preguntan a mi ¿Qué me parece?
yo diría que es como una niña amorosa
que lleva por nombre Rosa.

Mi respuesta es gracias de mi parte,
hoy tu nombre es mi estandarte,
y no niego que quisiera salir de este lugar,
pero hoy conozco a alguien que voy a extrañar.

Rose, nunca digas adiós 
y nunca pienses mal,
mejor piensa al revés,
se despide tu amigo Andrés.



sábado, 18 de noviembre de 2017

PROVOCACIÓN (Improvisación)

PROVOCACIÓN

Sopla suspiros en mis hombros
y no respondo de mi nombre.
Téjeme una duda con ensueños
y conocerás el universo.

Muérdeme la vida con miradas
y pausaré mil destinos
hasta alcanzarte en esta vida
hecha especialmente para dos.
Tú y yo….




lunes, 13 de noviembre de 2017

NOS ENCONTRÓ LA LUNA (Poesía basada en imagen. Improvisación)


NOS ENCONTRÓ LA LUNA



Nos encontró la luna bajo el otoño frío,
temblaron las hojas de pasión conmigo,
fueron tus labios tan cálidos y míos
que llenó de envidia al corteza, su estilo.

Nos encontró la luna en un beso con brío,
y la apetitosa manzana no resistió el mordisco,
rodaron los cuerpos  ante el gélido suspiro,
anhelando  beberse, despojando vestidos. 

Nos encontró la luna ardiendo en delirio,
brotaron gemidos danzando al oído  
y en este cuerpo tan loco, tan mío,
dejaron su huella tus besos de lirio.

Nos encontró la luna
y partió el hastío.