Translate

sábado, 5 de enero de 2019

Y yo... ¡Qué se de ti!

Y yo...  
¡Qué se de ti!

Y yo...  
¡Qué se de ti!
Ni la hoja que sobrevuela en la vecina 
escalera de mis sueños,  podría,  
discernir tus pensamientos de recina
ni de acero puro que tu amor tendría. 

Y yo...  
¡Qué se de ti!
Si el zapato que calzas es de harina 
y deja huellas que se borran matutinas, 
si en el color de tu palabra se oscurecen 
las alegrías de mis liras. 

Y yo...  
¡Qué se de ti! 
De tus labios que pellizcan las  hormigas,  
o tus ojos que se regalan sin medida,  
de si gruñes o sonríes a la diva, 
y te entregas como agua a la vecina.  

 Y yo... 
¡Qué se de ti!    
Quizás todo, 
quizás nada,
quizás fuiste verdad, 
quizás solo estocada. 



2 comentarios:



  1. "Y yo que sé de ti..."
    Leer, leer, leer, dijo el poeta y repetir leyendo los versos que nos ofreces, cuyo contenido enfierece hoy a mi alma y la hace digna de tus palabras.
    Ni el frío ni el hastío deja indiferente a mis sentidos los que azuzados por el calor humano de tus letras salta de mi costado y replica con sus dedos lo ardoroso y sencillo y cuerdo y hermoso de unos versos.

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Don Antonio por tan hermoso comentario que me ofreces, el cual llena de alegría mi corazón.

      Es un enorme gusto saber que mis humildes versos han causado tan bellas sensaciones en ti. Yo quedo tan feliz con ello, cual copa de premiación al primer lugar.😊👌

      Gracias mil y que este año sea de dichas plenas en tu vida. Siempre eres bienvenido por aquí, a mi casita de letras.

      Abrazo con ternura.

      Eliminar

Comentar con educación es un acto de motivación y consideración para el escritor y sus lectores. Gracias por hacer uso de ello. Muuuaaccckk!